C.A.B.A, sábado, 23 de septiembre de 2017 02:34:56

Falso testimonio

Intrigas, mentiras, corrupción, en la Fundación Madres de Plaza de Mayo

Género : Ensayos
Lanzamiento : 03 / 2014
Autor : Oscar Natalichio
ISBN :

Ensayo – 224 págs

Natalichio, Secretario de Extensión de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo, es despedido el 4 de junio del 2009.

El sorpresivo despido, su desarrollo y su culminación se pueden descubrir en este libro donde Natalichio describe la “metodología perversa” que utilizan en la  empresa Fundación Madres de Plaza de Mayo sus integrantes para “desprenderse” de aquellos que puedan interrumpir sus planes de apoderamiento de espacios y negocios.

El despido de Oscar Natalichio fue distinto a los demás, pues le realizan una denuncia penal, en una ciudad que no estuvo, efectuada por gente que no lo conoce y por un monto de cero pesos. Se lo denuncia por “estafas reiteradas”, y de ser cabecilla de una banda. La causa es un “verdadero mamarracho”, donde participan dos abogados de la Fundación, hoy imputado por estafas y lavado de dinero; una “rectora”, hoy investigada por falso testimonio; la ex-ministra Felisa Miceli, también imputada por el dinero encontrado en su baño, y Hebe de Bonafini quién presionó para que la falsa causa avanzara, actuando como cómplice el Fiscal Daniel Gómez y un juez de garantías que lo que menos garantizó fue que se haga justicia.

La difamación se comunicó por AM 530 el sábado 13 de junio a las 9 horas por parte de Vázquez, en el programa que debía haber realizado Natalichio y los cientos de seguidores escucharon asombrados afirmar que: “Todos los imputados en Pergamino mencionan a Oscar Natalichio como la persona que autorizó la estafa”, cuando aún en Pergamino no había declarado ningún imputado.

El juicio oral finalizó. Ustedes lo podrán leer en este libro donde ni un solo renglón es inventado. Pueden preguntarse ¿por qué ese burdo ensañamiento con Natalichio? El “increíble compañero”, el “pilar de la universidad”, etc. “Natalichio sostiene que sus desgracias comenzaron a fines de 2008 cuando le pidió a Inés Vázquez una reunión del Comité Académico para que se tratara con Hebe una serie de rumores que corrían por los pasillos: que Patricia Alonso, quien manejaba la caja, había comprado un departamento en Palermo Hollywood, que Sergio Schoklender y su hermano habían intentado comprarse un yate en un astillero de San Fernando pagando parte con cheques de la Fundación y que Felisa Miceli percibía un salario mensual de 40 mil pesos. No acusó a nadie: sólo pidió que se investigara; que si se trataba de calumnias se denunciaran públicamente y que si era verdad se actuara con rigor”.

 

Este libro ahonda en todos los detalles de los manejos ilegales en la mencionada Fundación, y sus relaciones directas con la política y los hechos de corrupción.